Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
07 Dec

Ángel González Jareño: La elegancia del mejor entrenador que habido nunca, el mejor que habrá jamás.

Publicado por Rogelio Estévez Alcalá  - Etiquetas:  #Deportes: Baloncesto.

Ángel González Jareño: Llego a Guadalajara en la temporada 1992/93 para hacerse cargo del C.B Guadalajara después de la marcha de Chuchi Carrera, y es que debido al convenio de cesión de jugadores que el C.B Guadalajara mantenía con el Real Madrid hicieron que el entrenador madrileño recalase en la capital alcarreña.

Nacido en Madrid el 7 de diciembre de 1960 nunca hubiera imaginado que cuando empezó en el mundo de entrenador allá por el año 1977 en el colegio Nuestra Señora del Buen Consejo de Madrid acabaría entrenando en Guadalajara a un equipo de jóvenes promesas y que con ellos conseguiría un ascenso a la ACB.

Corría el verano de 1992 cuando el Real Madrid decide mandar a este entrenador madrileño a Guadalajara donde se encontraría con jugadores a los que él había tenido en categorías inferiores, jugadores como José María Silva, Ferrer, Peral, Castellanos, Bucero y el mismo David Brabender, con ellos más lo que había en el equipo y la llegada de Perry Carter formo un equipo letal para una competición llena de veteranos ante tanto jugador joven que militaba en Guadalajara, un entrenador joven de treinta y dos años que supo llevar y dirigir al equipo con maestría y elegancia dentro de la pista ya que fuera de la misma siempre se mostró y ha mostrado una persona elegante y educado con una sonrisa siempre. Un entrenador que empezó rompiendo la liga con un buen balance de victorias y coleccionando marcadores centenarios en el San José, unos marcadores que hacía tiempo no se veían, pero no solo los marcadores fueron lo más atractivo del juego que mostro el técnico, si no que el mismo juego del equipo hizo las maravillas de la capital alcarreña, un juego basado en el movimiento del balón a toda velocidad tanto en el juego estático como en el contragolpe donde la referencia interna era Perry Carter. En todo momento supo darle al equipo lo que el mismo necesitaba, velocidad, intensidad, rebote y ser un equipo ganador donde los haya, mostro todas sus armas que había aprendido y cargado en su etapa de ayudante en el Real Madrid.

Como entrenador un diez sobre diez y como psicólogo con los jugadores jóvenes estuvo de sobresaliente donde siempre se mostró como un padre para ellos, y es que los mismos jugadores hablaban de él como un padre ya que los había tenido desde bien pequeños, solo un Ricky Peral le salió algo rebelde al marcharse a USA y no conseguir que se quedase en España, aun así siempre que me encuentro con algún jugador, siempre me hablan maravillas de este grandísimo entrenador que en su día dicen los más entendidos del lugar que llego a ser el mejor técnico de trabajo de técnica individual ya que sus conocimientos estaban por encima y delante del resto de entrenadores.

Un entrenador siempre elegante a la hora de competir, siempre que salía a pista cuando tocaba jugar lo primero que hacía, saludaba a los colegiados y después al entrenador rival, elegante también siempre en la vestimenta con su traje correspondiente para la ocasión, elegante también cuando se ganaba ya que no exageraba en las victorias, pero también lucia su elegancia cuando perdía, en su primer año en Guadalajara gano y muchos partidos pero en el segundo fue todo lo contrario, aun así hablamos del mejor entrenador de todos los tiempos que habido en Guadalajara, por lo menos para quien escribe estas palabras y quien siempre ha sido y es un fiel seguidor, fan de este entrenador al que tengo un cariño especial, un entrenador afincado en León actualmente.

Pero no siempre las cosas han sido estar en una nube para Ángel ya que en su segundo año en Guadalajara no corrió la misma fortuna con un equipo todavía más joven con jugadores como Borja Larragan, Rubén Salcedo, Oscar Rodríguez, Roberto Gallego y el desaparecido Jonatán Ojeda al que la afición alcarreña guarda un especial cariño, un grupo de jóvenes con el que Ángel no tuvo mucha suerte ya que las victorias no llegaban y la temporada no fue tampoco buena en lo económico ya que tampoco cobraban, en su última temporada en Guadalajara antes de volver al primer equipo del Real Madrid toco despedir y retirar al gran capitán José Luis Sánchez Burgués en un partido amistoso contra el Real Madrid de Sabonis.

Acabada su etapa en Guadalajara con un ascenso a la ACB y un subcampeonato de liga en Primera División, toco volver a Madrid donde estuvo muchos años ganándolo todo como campeón de Europa, campeón de liga ACB, subcampeón de copa del Rey hasta su desvinculación de la casa blanca para ganarse la vida entrenando en las categorías LEB donde se siempre estuvo a la altura con un gran trabajo en León donde estuvo a punto de repetir ascenso a la liga ACB, en Navarra donde brindo y brillo durante tres temporadas y donde una vez más volvió a mostrar toda su clase, educación y elegancia como persona y profesional que es del baloncesto, en su rueda de prensa de despedida del club navarro al ser preguntado cómo se sentía sus palabras fueron las siguientes “ Me siento agradecido por los tres años de trabajo que Navarra me ha dado, y es que siempre hay que estar agradecido a la gente que te da trabajo y hace que te ganes la vida para poder hacer lo que te gusta y puedas vivir”, una vez una respuesta más de saber estar, y es que el estar muchos años en la elite es lo que tiene y el ser una persona humilde, generosa y bondadosa en todas las facetas de la vida.

Un entrenador que dejo una impronta de trabajo extraordinaria en Guadalajara donde los momentos más intensos de baloncesto se han vivido con Ángel a los mandos del equipo, un trabajo extraordinario en el día a día donde verle entrenar era lo mejor que habido en la capital alcarreña, haciendo que los más jóvenes entrenadores y jugadores aprendieran de este maestro de la canasta.

Casualidades de la vida han querido que en el día de hoy se publique este reportaje como regalo en el día de su cumpleaños al técnico más laureado en Guadalajara y es que nada más y nada menos que cumple cincuenta y seis años, y no son cincuenta y seis años cualquiera, son años de sabiduría que esperemos sigan siendo muchos más y siempre al lado de Montse, una guapa mujer leonesa con la que Ángel comparte el resto de su vida con armonía y la tranquilidad de un matrimonio sano en todos los aspectos de la vida.

Esperemos que estas palabras hayan servido como un pequeño homenaje y regalo de cumpleaños al mejor entrenador del mundo mundial y que si todo va bien veremos en 2018 por Guadalajara de nuevo. ¡¡Felicidades Ángel González Jareño!!

EL BALONCESTO DE LO QUE FUIMOS Y LO QUE SOMOS.EL BALONCESTO DE LO QUE FUIMOS Y LO QUE SOMOS.EL BALONCESTO DE LO QUE FUIMOS Y LO QUE SOMOS.
EL BALONCESTO DE LO QUE FUIMOS Y LO QUE SOMOS.EL BALONCESTO DE LO QUE FUIMOS Y LO QUE SOMOS.EL BALONCESTO DE LO QUE FUIMOS Y LO QUE SOMOS.
EL BALONCESTO DE LO QUE FUIMOS Y LO QUE SOMOS.EL BALONCESTO DE LO QUE FUIMOS Y LO QUE SOMOS.EL BALONCESTO DE LO QUE FUIMOS Y LO QUE SOMOS.

EL BALONCESTO DE LO QUE FUIMOS Y LO QUE SOMOS.

Comentar este post

Acerca del blog

BALONCESTO